Retail

Crecen las ventas de gran consumo

  • April 01st, 20
  • 2 mins reading time
gran consumo
Foto: Pixabay (Alexa-fotos)

Con el estallido de la crisis del coronavirus, la economía ha sufrido un duro golpe. Ningún sector se ha librado del impacto. El retail, y especialmente el centrado en gran consumo, tampoco. Un estudio de Kantar aporta algo de luz a la situación vivida estas últimas semanas con las imágenes de compras compulsivas.

La semana 11 del año, la que iba del 9 al 15 de marzo, el gasto de las familias se disparó hasta en un 20%, según Carlos Cotos, Client service director Iberia de Kantar, pasando de media de los 90EUR a más de 110EUR por unidad familiar. Ese aumento de la cesta de la compra se produjo en menos visitas a los puntos de venta y en centros de proximidad; esto es, en buena medida, en supermercados y establecimientos de pequeña o mediana dimensión.

Las razones de este comportamiento fueron, sobre todo y ante todo, una: el miedo al desabastecimiento. La avalancha produjo, en algunos casos, rupturas de stock fruto de la desaforada demanda de algunos productos en particular, como el parodiado papel higiénico. Lo curioso, a ojos de Cotos, es que el comportamiento más activo de acaparamiento se produjo en latitudes no tan afectadas por el virus, lejos de las dos grandes metrópolis como son Madrid y Barcelona. Esto pudo deberse, según Cotos, a que la oferta comercial en estas dos grandes áreas densamente pobladas es lo suficientemente vasta como para dar servicio ininterrumpido sin problemas de abastecimiento, a diferencia de otras localidades con menor densidad comercial.

El estudio de Kantar pone de manifiesto que las marcas líderes de los fabricantes de referencia, así como las marcas blancas, consiguieron mayor aceptación por parte de los consumidores. Otro aspecto destacable es el triunfo de los supermercados. En buena medida, gracias a su gran capilaridad (la población buscaba cercanía para minimizar las posibilidades de contagio) y acertada composición de la oferta comercial, muy centrada en básicos, que es lo que la mayoría de consumidores anhelaban. No deja de ser significativo que la cadena que más se ha beneficiado en estas últimas fechas, según Kantar, ha sido Dia, que estaba sumida en una profunda crisis de ventas y que, gracias a su fuerte presencia en la trama urbana y oferta de básicos, ha permitido remontar el vuelo.

El estudio destaca que los productos más vendidos fueron los de fácil almacenaje y sin fecha de caducidad próxima, como son los de droguería. Evidentemente, este acopio, condiciona el consumo venidero, pues frente al repunte inicial, ciertos productos se venderán menos en las próximas semanas.

Gràfic Kantar

Fuente: Kantar

Cotos pone cifras a diferentes categorías. Así, en droguería, las ventas del papel higiénico, guantes o lejía se doblaron y la pregunta que el responsable de Kantar lanza es ¿cuánto de este plus de ventas se puede mantener en el tiempo? La obsesión actual por la limpieza, ¿provocará que las ventas de determinadas referencias se sigan vendiendo más, una vez finalice la crisis?

En alimentación, los grandes triunfadores fueron los alimentos no perecederos, en especial arroces, legumbres, pastas y conservas, que en conjunto también doblaron por momentos sus ventas. En este ámbito, la reflexión de Cotos tiene que ver con los cambios de hábitos de consumo: antes del confinamiento, de las 28 ocasiones de consumo a la semana de una persona, 23 se producían en casa y solamente 5 se producían fuera del hogar. ¿Qué pasará una vez se ponga punto final al confinamiento? ¿Aprovecharán ahora las cadenas de distribución la forzada anormalidad para mejorar su oferta con categorías que antaño tenían menor peso en los lineales?

La obligada estancia en el hogar ha provocado que se haya disparado la venta de productos que se suelen consumir entre horas. Esto es, chocolates, galletas o repostería. “Lo relacionado con el placer y la indulgencia, se ha disparado en ventas casi un 50%”, recuerda Cotos. Un proceso, añade, “que ya se pudo observar en China” a principios de año.

Por edad, los hogares que más han aumentado el gasto han sido los compuestos por personas menores de 35 años. Este comportamiento, recuerda el responsable de Kantar, se debe, en parte, a que es en esos hogares donde existen bebés y sus padres han elevado considerablemente el acopio de productos para sus hijos más pequeños.

Finalmente, el estudio también recuerda que el online ha crecido considerablemente, aumentando tanto su demanda que ésta ha chocado con las limitaciones operativas de este canal. No pudiendo, en muchos casos, dar el servicio requerido por unos frustrados consumidores.

We also recommend you