Universidad

Descubrir Barcelona

Salir por Barcelona cuando llueve

  • Miguel Cabré, 10 de Febrero de 2020
  • 2 mins de lectura
lluvia
Foto: Craig Whitehead (Unsplash)

En Barcelona no es habitual que llueva, pero cuando sucede, no tiene que ser excusa para quedarse en casa. Lo más fácil es obviar la lluvia y disfrutar de las calles de la ciudad (los turistas se quedan en sus hoteles y nos dejan el centro a nosotros). Pero si no os convence lo de mojarse, traemos diversas alternativas.

La lluvia puede ser una buena compañera para descubrir la ciudad y su oferta cultural: museos, cines, meriendas y otras actividades son una buena opción para salir de casa.

Si os apetece dedicar el día a la cultura, podéis visitar alguno de los museos de la ciudad. Encontraréis ofertas para todos los gustos (a parte de los que ya os presentamos en nuestra guía veraniega). Por ejemplo, si sois de ciencias y lo que os gusta es un espacio interactivo, tenéis que visitar CosmoCaixa. Si os apetece escapar de lo habitual, os proponemos algunos espacios poco conocidos pero muy interesantes: en Foto Colectania encontraréis buenas exposiciones de fotografía, en la Fundació Suñol podréis empaparos de arte contemporáneo, en [LA VIRREINA] se realizan exposiciones temporales muy variadas y en Miscelánea tenéis un espacio que muestra el trabajo de ilustradores.

Los cinéfilos seguro que dedicáis una tarde lluviosa a disfrutar del séptimo arte. Meteros en un cine y descubrid el último éxito de taquilla con un gran bol de palomitas. Y, si os apetece ver un clásico en pantalla grande o buscáis huir del cine comercial, no podéis perderos la cartelera del Phenomena, de los cines Girona o del cine Texas.

Es verdad que los planes deportivos son más limitados cuando llueve, pero eso no quita que haya opciones: podéis visitar el Palau Blaugrana con entradas por menos de 10€, jugar a los bolos en Bowling Pedralbes (con precios a partir de 5€) o patinar en el Skating (por unos 16€).

Si lo que os apetece es sentaros a tomar algo en una granja mientras miráis cómo se mojan los que pasean por la calle, es el día perfecto para tomarse un suizo. Os recomendamos ir al carrer Petritxol para disfrutar de un par de sitios que no desentonarían en la fábrica del señor Wonka: La Pallaresa y Dulcinea. Cerca de estos templos de chocolate hay un tercer sitio, La Granja 1872, donde también disfrutaréis de un delicioso chocolate además de poder apoyaros en una pared que formó parte de la muralla romana de la ciudad.

Otras opciones que aseguran espacios cubiertos y diversión, con alguna que otra discusión, son los bares con juegos de mesa. La variedad de juegos de mesa es infinita, podéis descubrirlo en el Bar Queimada Nivell Q donde tienen hasta 683 juegos diferentes que podéis probar mientras disfrutáis de una cerveza o un café con leche calentito.

Y si os apetece salir con los amigos y divertiros poniéndoos a prueba, podéis ir a La Iguana donde encontraréis actividades diarias que van desde las tardes de swing a los vermuts culturales de los domingos, desafiaros en alguno de los escape room que hay por toda la ciudad o ir al B.A.T y sentiros como un auténtico vikingo practicando el lanzamiento de hachas contra una diana.

También te puede interesar