Investigación LCA4Climate

Cómo escoger materiales más sostenibles

  • Llúcia Ribot, 16 de Enero de 2019
  • 3 mins de lectura
Láminas de compuestos plásticos
Láminas de compuestos plásticos utilizadas para separar palés cargados

Investigadores comparan láminas de madera de eucalipto con láminas de compuestos plásticos utilizadas como material de almacenamiento auxiliar en un caso de estudio español, mostrando que las segundas son mejores para el medio ambiente.

“Dado que los materiales tienen un papel importante en la definición del rendimiento ambiental de los servicios y productos, se debe prestar especial atención a la elección de los materiales correctos para una función específica, a fin de garantizar la sostenibilidad”, señala Didem Civancik-Uslu, investigadora de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF. En este sentido, un estudio realizado en la Cátedra, que ha involucrado a la Universitat de Lleida y GCR Group, ha comparado diferentes materiales para láminas a nivel ambiental, mediante el uso de la metodología de análisis de ciclo de vida aplicada a un caso de estudio español sobre economía circular en envases.

“Aunque se considera que, en comparación con los plásticos, la madera es más respetuosa con el medio ambiente debido a su renovabilidad, este estudio muestra algunos factores que ayudan a reducir sus impactos”, explica Fullana i Palmer.

El estudio analiza la sustitución de las láminas de madera de eucalipto, que se utilizan para separar palés cargados, por una alternativa a partir de compuestos plásticos, incluyendo Polipropileno (PP) virgen, PP reciclado y rellenos minerales—aditivos introducidos en plásticos para mejorar sus propiedades y reducir los costes—. “Aunque se considera que, en comparación con los plásticos, la madera es más respetuosa con el medio ambiente debido a su renovabilidad, este estudio muestra algunos factores que ayudan a reducir los impactos ambientales de las alternativas a partir de compuestos plásticos, hasta el punto en que son mejores que la madera de eucalipto convencional”, explica Pere Fullana i Palmer, director de la Cátedra y coautor del estudio.

Láminas de madera vs.  plástico

Publicados en Journal of Cleaner Production, los resultados muestran que, en este caso, las láminas de compuestos plásticos son una alternativa mejor para el medio ambiente en la mayoría de las categorías de impacto evaluadas por los científicos, debido a su mayor número de usos y su peso menor, el uso de PP reciclado y rellenos minerales, así como una vida más larga. “Los impactos ambientales se han calculado de acuerdo con el manual de referencia del sistema de datos de análisis de ciclo de vida (ILCD, por sus siglas en inglés) y las recomendaciones de la Huella Ambiental del Producto (HAP); siendo el primer estudio publicado que ha investigado el perfil ambiental del uso de carbonato de calcio como relleno en termoplásticos”, explica Civancik-Uslu, primera autora del estudio.

“Las láminas con compuestos plásticos se usan más veces (35 veces) que las de madera de eucalipto (3 veces) gracias a sus mejores propiedades mecánicas”, describe Civancik-Uslu.

“Las láminas con compuestos plásticos se usan más veces (35 veces) que las de madera de eucalipto (3 veces) gracias a sus mejores propiedades mecánicas. Además, el uso de PP reciclado y rellenos minerales reduce la cantidad de PP virgen utilizado, y la adición de minerales a los plásticos proporciona mejores propiedades mecánicas que prolongan su vida útil. Por último, al finalizar su vida útil, las láminas con compuestos plásticos se reciclan en las instalaciones de la empresa, proporcionando créditos ambientales al sistema y claras ventajas en términos de aplicación de la economía circular en la empresa”, describe Civancik-Uslu. Por otra parte, “el reciclaje ‘in situ’ asegura un 100% de reciclaje y elimina el transporte”, añade. Sin embargo, las láminas de madera de eucalipto tienen resultados ligeramente mejores en las categorías de impacto de agotamiento de recursos para el agua, minerales, fósiles y recursos renovables.

Pérdida de calidad

En el contexto actual de discusión sobre cómo asignar las cargas y los créditos del proceso de reciclaje entre las diferentes etapas de los sistemas en cascada de productos, los científicos han llevado a cabo una discusión metodológica sobre cómo acreditar al sistema. Los investigadores han comparado el reciclaje de circuito abierto—un método que retrasa la eliminación al convertir productos manufacturados y materiales gastados en nuevas materias primas— y el reciclaje en circuito cerrado—un proceso en el que los residuos se recolectan, reciclan y se utilizan de nuevo para hacer el mismo producto del que provienen—.

“La suposición de sustituir 1 PP virgen por 1 PP reciclado puede resultar en una acreditación mayor del sistema. Por lo tanto, el uso de factores de calidad puede representar la realidad con más precisión”, señala Civancik-Uslu. Entre los métodos propuestos, “un cálculo del factor de calidad basado en las propiedades mecánicas del material es el más conveniente porque se basa en propiedades físicas”, añade.

Los resultados muestran que “en este caso, las distintas metodologías no modifican los resultados, ya que la pérdida de calidad durante el reciclaje es baja y hay una diferencia significativa entre las alternativas comparadas”, destaca Fullana i Palmer. Sin embargo, “entre los escenarios estudiados, el reciclaje de circuito abierto con sustitución de materias primas naturales por mezcla de mercado tiene un impacto ambiental mayor, ya que considera tanto el factor de calidad como la cuota de mercado del PP reciclado”, añade.

 

 

 

 

También te puede interesar