Investigación LCA4Climate

Mujeres y ciencia: «no podemos aceptar prejuicios»

  • Laura Cugat Ruiz, 11 de Febrero de 2019
  • 1 min de lectura
Didem Civancik-Uslu
Didem Civancik-Uslu

La desigualdad de género todavía existe globalmente. Este es un tema muy complejo, sin embargo, se ha avanzado en el camino hacia la igualdad de género. Mientras tanto, esta situación no ha desanimado a Didem Civancik-Uslu, investigadora de LCA4Climate.

La candidata predoctoral de la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF, decidió estudiar ingeniería ambiental en Middle East Technical University (METU) en Ankara, Turquía. Desde el primer momento en que comenzó a estudiar una ingeniería y entró en una de las mejores universidades de Turquía, se propuso no rendirse nunca e intentar conseguir todas sus metas.

Cuando la investigadora era estudiante de secundaria, su principal objetivo era acceder a una de las universidades más relevantes del país y, gracias a su pasión y compromiso, Didem completó sus estudios de Licenciatura y Máster en Ingeniería ambiental en METU. Durante este período, la investigadora destaca que su departamento en METU estaba dominado por mujeres, con un número significativamente menor de hombres. “Siempre observé un ambiente agradable que me motivó como estudiante pero también como profesora asistente, rodeada de una relación muy positiva entre estudiantes, profesores asistentes y profesores”, subraya.

Mujeres empoderadas

“Cuando pienso en alguien que se dedica a la ciencia, no me imagino a un hombre, tal vez porque vengo de un entorno liderado por mujeres”, destaca Didem. A pesar de ello, reconoce que las diferencias de género son una realidad presente en el día a día y en múltiples contextos: “Encontramos más hombres que mujeres en los puestos de responsabilidad en los campos de la ciencia y la tecnología. Desde mi punto de vista, ellas afrontan determinadas dificultades, como combinar de forma equilibrada una profesión exigente con la vida familiar, que pueden frenar su carrera”.

“Nuestro trabajo en un grupo de investigación no termina en la oficina, ya que requiere mucho sacrificio personal. Por tanto, combinar nuestra vida profesional y la esfera privada es un reto difícil y admiro a aquellas mujeres capaces de hacerlo como mi codirectora de tesis, Rita Puig, ingeniera ambiental y profesora de la Universitat de Lleida”, explica Didem.

“Es importante recordar lo que es obvio: tanto mujeres como hombres pueden ofrecer resultados, pueden enseñar, pueden publicar y liderar congresos”, dice Didem.

Para alcanzar la igualdad “no podemos aceptar prejuicios por cuestión de género. Es importante recordar lo que es obvio: tanto mujeres como hombres pueden ofrecer resultados, pueden enseñar, pueden publicar y liderar congresos, ambos pueden hacer todo aquello que se propongan. La clave está en nuestras mentes”, opina la investigadora. “Nunca he pensado que un hombre pueda tener más éxito que yo por el hecho de ser hombre, pienso que el secreto está en creer en una misma”, añade.

También subraya el progreso, aunque insuficiente, que se ha producido en esta sentido: “Si miramos atrás, las mujeres en el pasado no tenían el derecho de escoger casi nada. En contraste, yo tengo la libertad absoluta para hacer lo que quiera sin tener que justificarme”. Y dirigiendo un mensaje breve y conciso para alentar a las mujeres y niñas interesadas en la ciencia, añade: “Creed en vosotras mismas, podéis hacerlo”.

También te puede interesar