LCA4Climate

Transición ecológica, prioridad de la UE

  • 25 de Junio de 2019
  • 1 min de lectura
Transición ecológica
Foto: Pixabay

Los mandatarios de la UE han adoptado la nueva Agenda Estratégica para 2019-2024 en la cumbre del 20 y el 21 de junio. Esta Agenda Estratégica europea servirá de guía a las instituciones europeas en los próximos cinco años. Las prioridades de la UE en esta legislatura son: fronteras, transición ecológica y economía. Así, la UE sienta las bases para reforzar su papel en un entorno cada vez más inestable, complejo y cambiante, promoviendo “los intereses de nuestros ciudadanos, empresas y sociedades”.

La Agenda Estratégica se centra en cuatro prioridades principales: proteger a los ciudadanos y las libertades; desarrollar una base económica sólida y dinámica; construir una Europa climáticamente neutra, ecológica, justa y social; y promover los intereses y valores europeos en la escena mundial. Con el objetivo de materializar estas prioridades, “la UE debe abordar los desafíos interiores y exteriores de forma integrada. Las instituciones y los Estados miembros deben trabajar codo con codo y utilizar sus considerables recursos en un esfuerzo conjunto. Los talentos de los agentes regionales y locales deben aprovecharse en beneficio del esfuerzo general”, apunta.

Una Europa climáticamente neutra, ecológica, justa y social
Entre sus prioridades, destaca la intención de asumir los cambios generados por la transición ecológica, la evolución tecnológica y la mundialización, acometiendo una transformación en profundidad de su economía y su sociedad para alcanzar la neutralidad climática sin que nadie quede rezagado; mediante políticas de inclusión y sostenibilidad. “Conforme los efectos del cambio climático se van haciendo más visibles y se van extendiendo, hemos de intensificar nuestra actuación urgentemente a fin de gestionar esta amenaza para nuestra existencia. La UE puede y debe mostrar el camino”, destaca.

“Nuestras políticas han de ser coherentes con el Acuerdo de París”, señala. Pero, “la UE no puede ser la única que actúa: todos los países deben avanzar e intensificar su actuación por el clima”. Según la Agenda Estratégica, el éxito de la transición ecológica dependerá de una movilización importante de inversiones privadas y públicas, así como de la existencia de una economía circular real y de un mercado de la energía europeo integrado, interconectado y funcional, que proporcione energía sostenible, segura y asequible, respetando plenamente el derecho de los Estados miembros a decidir su propia combinación energética.

También te puede interesar