LCA4Climate

#BeatAirPollution

¿Cómo mejorar la calidad del aire?

Descubrimos las causas de la contaminación del aire y las soluciones para prevenirla, controlarla y reducirla

  • 4 de Junio de 2019
  • 3 mins de lectura
carbono contaminación del aire
Foto: Pixabay

Con el lema “No podemos dejar de respirar, pero podemos hacer algo acerca de la calidad de nuestro aire”, la ONU llama a reducir la contaminación del aire que producimos y frustrar su contribución al calentamiento global y sus efectos en la salud. Pero antes, es necesario saber qué la causa.

Según las ONU, la contaminación del aire proviene principalmente de cinco actividades humanas, entre ellas los hogares, las industrias, el transporte, la agricultura y los residuos. Estas fuentes arrojan una gama de sustancias como el monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de nitrógeno y óxido de nitrógeno, que son perjudiciales para la salud humana. Sin embargo, como veremos a lo largo de este artículo, existen ciertas soluciones para prevenir, controlar y reducir la contaminación del aire, teniendo en cuenta sus causas.

Pero, antes de llegar al meollo de la cuestión, la ONU nos recuerda que no toda la contaminación del aire proviene de la actividad humana: los procesos naturales como las erupciones volcánicas y las tormentas de arena y polvo también causan problemas.

Fuentes de contaminación del aire

La quema de madera y combustibles fósiles o basados en biomasa para cocinar, calentar o iluminar, es la principal fuente de contaminación del aire en el interior de los hogares y causa alrededor de 3,8 millones de muertes prematuras cada año, la gran mayoría de ellas en el mundo en vías de desarrollo según la ONU. Por ello, con el fin de reducir los riesgos de enfermedades y salvar vidas, propone adoptar estufas o calentadores más limpios y modernos.

La producción de energía también es una fuente principal de contaminación del aire en muchos países, siendo las centrales eléctricas que queman carbón su principal contribuyente. Además, “las plantas con base en diésel son una preocupación creciente en las áreas desconectadas de la red y los procesos industriales y el uso de solventes en las industrias químicas y mineras también contaminan el aire”, advierte la organización. Por tanto “invertir en energías renovables, producción más limpia, eficiencia energética y control de la contaminación puede tener un impacto directo en la calidad del aire”, destaca la ONU.

Reducir las emisiones de los vehículos también es una intervención clave para mejorar la calidad del aire, especialmente en las áreas urbanas, considerando que el creciente sector del transporte es responsable de casi una cuarta parte de todas las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía, según la organización. En este sentido, “las políticas y normas que requieren el uso de combustibles más limpios y estándares avanzados de emisiones de los vehículos pueden ayudar a minimizar la contaminación causada por el transporte hasta en 90% o más”, según señala la ONU.

Por otro lado, pasar a una dieta basada en plantas y minimizar el desperdicio de alimentos, además de reducir el metano del ganado al optimizar la digestibilidad de los alimentos y mejorar el pastoreo y la gestión de pastizales, también puede reducir la contaminación del aire, según la ONU. El ganado es una fuente importante de contaminación del aire de la agricultura que produce amoníaco y metano, un gas de efecto invernadero más potente que el dióxido de carbono que contribuye al ozono a nivel del suelo; causando asma y otras enfermedades respiratorias. La quema de residuos agrícolas es también una fuente principal de contaminación del aire proveniente de la agricultura.

En el caso de los residuos, la ONU señala que la quema de residuos a cielo abierto y los desechos orgánicos en los vertederos liberan a la atmósfera dioxinas nocivas, furanos, metano y carbono negro:“a nivel mundial, se estima que 40% de los residuos se quema al aire libre”. El problema, que es más grave en las regiones que se están urbanizando y en los países en desarrollo, puede mejorar con la recolección, la separación y la eliminación de desechos sólidos que reduce la cantidad de materiales que se queman o se depositan en vertederos. Además, separar los desechos orgánicos y convertirlos en compost o bioenergía mejora la fertilidad del suelo y proporciona una fuente de energía alternativa. Finalmente, la ONU pide reducir el volumen de alimentos que se pierde o desperdicia para mejorar la calidad del aire.

Debido a la urgencia del problema y para fomentar la acción mundial, el tema del Día Mundial del Medio Ambiente 2019 se ha centrado en la contaminación del aire. El día de las Naciones Unidas para fomentar la conciencia mundial y la acción para proteger nuestro medio ambiente instará a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a mejorar la calidad del aire en ciudades y regiones de todo el mundo mediante la implementación de soluciones en una amplia gama de sectores.

També et pot interessar