ESCI-UPF

“El ADN es el blockchain de la naturaleza”

GenoBank ADN
Daniel Uribe durante su charla con los estudiantes del MMDI. / Foto: ESCI-UPF

La semana pasada, los alumnos de la asignatura de Modelos de Negocios y Estrategias Digitales del Máster en Marketing Digital Internacional atendieron a la conferencia de Daniel Uribe, ingeniero de telecomunicaciones y experto en bioinformática, blockchain y ciberseguridad.

Daniel Uribe, CEO y co-fundador de GenoBank.io, dio una charla a los estudiantes del MMDI para explicar en qué consiste el modelo de negocio de la start-up y compartió el pitch que habitualmente presenta delante de los posibles inversores para darles a conocer su proyecto empresarial.

En primer lugar, Uribe explicó de dónde surgió la motivación para desarrollar GenoBank.io: una enfermedad de origen genético que sufre su hijo. De ahí, salió la idea de crear un criptomonedero que usase la tecnología blockchain para dar trazabilidad y asegurar la privacidad de los datos genéticos tratados en los laboratorios.

Durante la primera parte de la charla, Uribe expuso de manera detallada en qué consiste la tecnología blockchain y de qué manera se aplica en uno de sus usos más conocidos, el funcionamiento de las criptomonedas como Bitcoin.

Más tarde, explicó de qué forma se puede relacionar el blockchain con la biología, concretamente, con el ADN. Aunque a primera vista pueda parecer una analogía un tanto extraña, estos dos mundos tienen más en común de lo que se podría imaginar: la información circula abiertamente y se puede rastrear, los procesos consumen energía y son descentralizados, se pueden reproducir y se organizan en redes. Así pues, como ha dicho Uribe, se puede decir que “el ADN es el blockchain de la naturaleza”.

A continuación, el CEO de GenoBank.io contó el caso de CryptoKitties, una de las principales fuentes de inspiración para la idea de negocio de la start-up. CryptoKitties es un juego que opera con la red blockchain de Ethereum y que permite a los usuarios comprar, recolectar, criar y vender gatos virtuales. Cada CryptoKitty es un token no fungible (NFT), lo que quiere decir que es único, y que su propiedad (vinculada a un usuario) se valida a través de la cadena de bloques. Además, los CryptoKitties no se pueden replicar ni transferir sin el permiso explícito de los usuarios.

Partiendo de esta idea y llevándola al contexto de los tests genéticos, nació GenoBank.io. La principal preocupación de la start-up era la de garantizar la privacidad de unos datos tan sensibles como son los datos genéticos. Así pues, desarrollaron su modelo de negocio, un B2B dedicado a tokenizar y blockchainizar el número de serie de las muestras de ADN a través de un código QR único (convirtiendo cada muestra en un NFT). Este número se empareja a un wallet digital, de modo que se puede trazar, pero la propiedad de la muestra se mantiene única y exclusivamente en manos del donador.

Estos tokens (las muestras) se rigen por permisos de uso basados en la GDPR, de manera que el donador es quien da el consentimiento de la cesión de sus datos en cada momento y puede revocar su uso si así lo desea. Como resumía Uribe, el sistema de GenoBank.io está pensado para empoderar al donador y no a las empresas o laboratorios que trabajan con las biomuestras.

Más allá de las muestras de ADN, GenoBank.io también está aplicando su tecnología blockchain a los tests de detección del COVID-19 y a la emisión de pasaportes digitales para viajar. Otro de los campos de interés de la empresa es la posibilidad de aplicar su know-how en la serialización, comprobación y validación del pedigrí de animales. Por ahora, la tecnología de GenoBank.io está patentada en México y EEUU, pero en un futuro no descarta su entrada en el mercado europeo.

Para terminar, Uribe compartió con los alumnos el pitch empresarial con el que trata de convencer a los posibles inversores para que financien el proyecto de GenoBank.io, que hasta el momento ya ha conseguido levantar 1 M$ y prevé que cierre el año con unas ventas cercanas a los 200.000$.

We also recommend you