Universidad

Target Gender Equality 2020: Definiendo la ambición laboral de las mujeres

  • Laia Hoyos, 11 de Noviembre de 2020
  • 2 mins de lectura
Mujeres Gender Target Equality
Foto: Shutterstock (Goodluz)

El pasado 5 de noviembre, ESCI-UPF participó en el primer workshop virtual del programa Target Gender Equality organizado por UN Global Compact y dirigido a las 42 empresas miembro del Pacto Mundial.

El pasado 5 de noviembre se llevó a cabo el primer workshop virtual del programa Target Gender Equality (TGE) organizado por UN Global Compact y dirigido a las 42 empresas miembros del Pacto Mundial, entre ellas Glovo, Correos, FGC, Barcelona Activa, CaixaBank o Telefónica. ESCI-UPF es la única universidad del Estado en sumarse, de momento, al Pacto Mundial de Naciones Unidas a través de la Red Española que cuenta con más de 1.500 empresas y entidades que luchan para implementar herramientas y objetivos reales para fomentar el establecimiento de los objetivos de la ONU.

El punto de partida de este taller de TGE fue que las empresas deben establecer objetivos cuantitativos y medibles para avanzar. Por este motivo hay que crear un pull de mujeres y diseñar programas especiales para impulsar el desarrollo profesional de las mujeres en el mundo de los negocios.

Los objetivos principales del workshop estaban basados en un análisis genérico de la representación de las mujeres líderes en los negocios y las tendencias globales en España, una evaluación de las empresas que han implementado herramientas para el análisis de la brecha de género, y comprender la importancia y los beneficios de la diversidad e inclusión en el lugar de trabajo estableciendo objetivos ambiciosos en las organizaciones.

Durante la sesión, intervinieron ponentes como Ana Lite, subdirectora adjunta del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, y Susana Sanchiz, directora del Proyecto Promociona de la CEOE. Con ellas se estableció un debate entorno al compromiso en el liderazgo femenino de las empresas españolas y el establecimiento de políticas inclusivas en la selección de personal.

De momento, tan solo hay 42 empresas españolas que se han adherido a la Red Española del Pacto Mundial y han podido observar que ¾ partes de las empresas que han promovido la diversidad de género en sus organizaciones han registrado un aumento de los beneficios de entre el 25% y 30%.

Sin embargo, los números hablan por sí solos: en todo el mundo hay un 17% de representación de mujeres en las juntas directivas y un 29% en la alta dirección de las empresas. El pasado 2019, el ingreso anual promedio de las mujeres fue de 9.700€ en comparación con los 18.100€ de los hombres. Y las mujeres tardamos 3 años más en llegar a un puesto directivo.

Según el Foro Económico Mundial aún faltan más de 257 años para llegar a la igualdad salarial real entre hombres y mujeres a escala global y, en Cataluña, se estima que el objetivo se podría alcanzar alrededor del 2091.

Teniendo estos números en mente, las mujeres tenemos que empezar a ser críticas con nosotras mismas. Participamos en asambleas, en asociaciones de barrio, en comités de empresa para la igualdad de género y debemos reconocer que hemos tejido un gran camino hasta ahora. Pero, ¿es suficiente?, ¿nos tenemos que conformar con el 50% y una silla en una mesa directiva? Hasta que no empecemos a poner los puntos sobre las íes, impulsar un movimiento fuerte hacia fuera y establecer objetivos concretos, medibles y realistas, seguiremos tachando los días en el calendario esperando llegar a la igualdad salarial.

També et pot interessar