Universidad

Parasite arrasa en los Oscars

  • Miguel Cabré, 10 de Febrero de 2020
  • 2 mins de lectura
Oscars 2020
Bong Joon Ho, director de 'Parasite', alzando la estatuilla a mejor director. Foto: Variety

Un año más, la ceremonia de los Oscar marca (casi) el fin de la temporada de premios de cine. En esta edición, la 92a, la surcoreana Parasite de Bong Joon Ho da la campanada, arrasa en Los Ángeles y hace historia.

La noche de los Oscars es la gran fiesta del cine mundial. Este año, en su edición número 92, todos los críticos coinciden en el gran nivel de las películas nominadas, incluso el de algunas que se han quedado fuera. Películas como 1917, Parasite o Joker partían como grandes favoritas y garantizaban una gala llena de buenos momentos.

Como siempre, la acción empezó con casi dos horas de alfombra roja. El gran protagonista de este espacio ha sido el artista Billy Porter que ha acaparado las miradas de todos, mientras al fondo veíamos corretear a los niños de Jojo Rabbit.

Steve Martin y Chris Rock han abierto la gala de forma abrupta al resaltar, con razón pero mal gusto, que faltaban mujeres entre las nominaciones. El primer premio de la noche fue el de Mejor Actor de Reparto y ha servido para dar a Brad Pitt el primer Oscar de su dilatada carrera. En el equivalente femenino, la premiada ha sido la excelente actuación de Laura Dern como abogada en Marriage Story.

Las primeras sorpresas han llegado con las categorías de Animación donde Toy Story 4 se ha hecho con el galardón en largometraje y la maravillosa Hair Love ha logrado la estatuilla por el de cortometraje.

En las categorías de Guion, la Academia ha premiado a las que seguramente eran las dos películas más atrevidas: en cuanto a Mejor Guion Original, la surcoreana Parasite; Mejor Guión Adaptado ha sido para Jojo Rabbit de Taika Waititi.

Antes de llegar a los premios “grandes”, se han repartido las estatuillas a los premios técnicos. Ninguna película ha logrado ser dominadora, pero la más galardonada ha sido 1917, que se ha llevado tres premios.

Sorprendiendo a todos, la película de Bong Joon Ho ha dado el golpe de efecto que necesitaban estos Oscars para animarse un poco. El director de Parasite ha vuelto a subir al escenario para recoger el premio a Mejor Película Internacional. Un premio que ha dejado a Dolor y Gloria de Almodóvar con la miel en los labios.

Pero la cosecha de los surcoreanos no terminó ahí. En la categoría de Mejor Director, competían Mendes, Scorsese, Phillips o Tarantino, nadie esperaba que Bong Joon Ho fuera quien finalmente alzó la estatuilla.

Luego llegó el momento para los premios de Mejor Actor y Mejor Actriz principales. Unas categorías repletas de grandes estrellas, pero con Renée Zellweger y Joaquin Phoenix que salían como favoritos y que han validado los pronósticos. La actriz ha recordado la figura de la gran Judy Garland, mientras que un emocionado Phoenix, más comedido que otras veces, ha hablado del egocentrismo del ser humano.

El último premio fue para la Mejor Película del año y, si bien no salía como una de las favoritas al principio de la noche, el Oscar acabó de nuevo en manos de Corea del Sur. Como si de un aviso se tratase, la revolucionaria Jane Fonda fue la encargada de leer el contenido del último sobre que gritó: PARASITE!

En general, la gala ha sido una de las más sosas de los últimos años. Los discursos han sido medidos y nadie ha hecho un alegato político contundente como se había hecho en ediciones anteriores. Uno de los mayores atractivos de la gala han sido las actuaciones musicales de estilos muy diferentes, entre las que ha habido la que ha recibido el Oscar a Mejor Canción original para Elton John y Bernie Taupin.

Sin duda esta ha sido la noche de Bong Joon Ho, quien no podía creer lo que pasaba a su alrededor. Y es que no es para menos, la suya es la primera película en lengua no inglesa que ha logrado la estatuilla a la Mejor Película.

També et pot interessar