LCA4Climate

Medio ambiente

La ONU impulsa la acción climática

La Cumbre de Acción Climática reclama un cambio radical para frenar el cambio climático

  • Llúcia Ribot, 24 de Septiembre de 2019
  • 4 mins de lectura
Cumbre de Acción Climática 2019
Foto: La activista Greta Thunberg se dirige a los líderes mundiales durante la Cumbre de Acción Climática. UN Photo/Cia Pak

El Secretario General de la ONU, António Guterres, y la activista sueca Greta Thunberg, hacen un llamamiento a los líderes mundiales para que actúen de forma enérgica contra el cambio climático durante la Cumbre de Acción Climática, celebrada este lunes en Nueva York.

“Todo esto está mal. Yo no debería estar aquí arriba. Debería estar de vuelta en la escuela, al otro lado del océano. Sin embargo, ¿ustedes vienen a nosotros, los jóvenes, en busca de esperanza? ¿Cómo se atreven?”. Con estas palabras, y visiblemente emocionada, la joven activista sueca Greta Thunberg ha hecho historia ante los líderes mundiales que se han reunido este lunes 23 de septiembre en la Cumbre de Acción Climática, en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.

“Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva”, ha dicho Thunberg  durante la Cumbre de Acción Climática.

“Me han robado mis sueños y mi infancia con sus palabras vacías. Y sin embargo, soy de los afortunados. La gente está sufriendo. La gente se está muriendo. Ecosistemas enteros están colapsando. Estamos en el comienzo de una extinción masiva. Y de lo único que pueden hablar es de dinero y cuentos de hadas de crecimiento económico eterno. ¿Cómo se atreven?”, ha recriminado la activista, dirigiéndose a los líderes mundiales convocados por el Secretario General de la ONU, António Guterres.

Un llamamiento global

La Cumbre de Acción Climática ha reunido a gobiernos, sector privado, sociedad civil, autoridades locales y otras organizaciones internacionales para mostrar cómo están haciendo frente al desafío global de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero e impulsar una acción climática global para la adaptación y la resiliencia. Al dirigirse a los mismos durante su intervención, el secretario general de la ONU ha apelado a su sentido común: “¿es de sentido común dar billones de dólares ganados duramente por los contribuyentes para que la industria de los combustibles fósiles impulse los huracanes, propague enfermedades tropicales y aumente el conflicto? ¿Es de sentido común construir cada vez más plantas de carbón que están asfixiando nuestro futuro? ¿Es de sentido común recompensar la contaminación que mata a millones de personas con aire sucio y hace que sea peligroso para los ciudadanos de todo el mundo incluso salir de sus hogares?”.

Guterres ha hecho un llamamiento a todos los líderes mundiales para mejorar sus contribuciones concretas a nivel nacional para 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050. Guterres ha pedido “propuestas concretas y realistas para lograrlo”, y evitar así “seguir cavando el profundo agujero en el que nos encontramos”. En su discurso, también ha instado a los Estados a reponer el Fondo Verde para el Clima y que los países desarrollados cumplan con su compromiso de movilizar 100.000 millones de dólares al año de fuentes públicas y privadas para la mitigación y la adaptación al cambio climático de los países en desarrollo.

Evidencia científica

Por su parte, la activista sueca ha insistido en la evidencia científica, en un momento en que las emisiones a nivel mundial están alcanzando unos niveles sin precedentes que parece que aún no han llegado a su cota máxima. “Durante más de 30 años, la ciencia ha sido clarísima. ¿Cómo se atreven a seguir mirando hacia otro lado y venir aquí diciendo que están haciendo lo suficiente, cuando la política y las soluciones necesarias aún no están a la vista?”, ha dicho Thunberg dirigiéndose a los líderes mundiales.

“Si actuamos ya, podemos reducir las emisiones de carbono de aquí a 12 años y frenar el aumento de la temperatura media anual por debajo de los 2 °C, o incluso a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales”, según los datos científicos más recientes.

Según la ONU, los últimos cuatro años han sido los más calurosos de la historia y las temperaturas invernales del Ártico han aumentado 3 °C desde 1990. Mientras, los niveles del mar aumentan y los arrecifes de coral mueren, al tiempo que la contaminación del aire, las olas de calor y los riesgos en la seguridad alimentaria derivados del cambio climático impactan en la salud humana. Pero, “si actuamos ya, podemos reducir las emisiones de carbono de aquí a 12 años y frenar el aumento de la temperatura media anual por debajo de los 2 °C, o incluso a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales”, según los datos científicos más recientes.

En este escenario, el Acuerdo de París proporciona un marco de puertas abiertas para que los países sigan impulsando la acción climática, según la ONU. Sin embargo, para asegurar que las acciones de transformación tengan un impacto hay que actuar desde ahora. “Los ojos de todas las generaciones futuras están sobre ustedes y, si eligen fallarnos, yo digo que nunca los perdonaremos. No dejaremos que se salgan con la suya en esto. Aquí y ahora mismo es donde trazamos la línea. El mundo está despertando y el cambio está en camino, les guste o no”, ha sentenciado Thunberg.

Acciones en España

La celebración de la Cumbre de Acción Climática ha coincidido con el inicio de la Semana del Clima en Nueva York (#ClimateWeekNYC), en la que participa el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. La #ClimateWeekNYC está organizada del 23 al 29 de septiembre por The Climate Group, una organización sin ánimo de lucro que trabaja con líderes empresariales y gubernamentales de todo el mundo para abordar el cambio climático e impulsar la acción climática.

Pedro Sánchez, ha intervenido en la sesión inaugural de la #ClimateWeekNYC destacando que la crisis climática requiere acciones audaces y ambiciosas. “Nuestro objetivo es alcanzar la neutralidad de carbono en España para 2050 de forma efectiva y económicamente rentable, centrándonos en la promoción de las energías renovables. Un esfuerzo y una oportunidad, que creará en torno a 364.000 empleos entre 2021 y 2030”, ha dicho el presidente en funciones.

Precisamente, la Transición energética es una de las áreas de acción que impulsa la ONU, con el fin de acelerar el cumplimiento del Acuerdo de París. Esta área está centrada en los elementos principales encargados de acelerar la transición energética, como el impulso de la energía renovable, la eficiencia energética, el almacenamiento de energía, el acceso y la innovación.

També et pot interessar