LCA4Climate Universidad

¿Moda sostenible, una realidad o simplemente “moda”?

La moda se suma al respeto por el medio ambiente

  • 27 de Junio de 2019
  • 2 mins de lectura
moda sostenible a debate
Slow fashion vs. fast fashion. No siempre es lo que parece. Foto: pexels.com

Sofía Ródenas y Meritxell Juanhuix, alumnas del Grado en Negocios y Marketing Internacionales en ESCI-UPF, cuestionan si la apuesta de Inditex por la sostenibilidad es un nuevo concepto de moda o puro marketing.

Inditex, el monstruo español del “fast fashion”, apuesta por lanzar una línea de ropa sostenible: Join Life. Todo empezó con Zara y en los últimos meses lo replica en Bershka, Oysho y Pull & Bear. Se trata de una colección eco, adentrándose así en el fenómeno de moda sostenible “low cost”.

En el 2016, el “Sustainability Yearbook” le otorgó la medalla de plata a Inditex, y además Greenpeace les colocó en primer lugar de su Detox Catwalk, una pasarela simbólica en la que la ONG realiza una selección de aquellas empresas textiles que están trabajando por cumplir sus compromisos en materia de sostenibilidad ambiental.

Tal como se puede consultar en la página web de Zara, han aportado tres soluciones a tres problemas actuales: “Care for water”, ya que utilizan un consumo de agua sostenible; “Care for climate”, produciendo las prendas con fuentes de energía renovables; y “Care for fiber”, si están hechas con fibras sostenibles.

Todas las prendas Join Life se fabrican con materias primas sostenibles como el algodón orgánico, que proviene de semillas no modificadas genéticamente y cultivadas con fertilizantes naturales, o el Tencel, una fibra que procede de la madera de bosques gestionados de forma controlada garantizando su reforestación, y producida en un circuito cerrado que reutiliza el 100% del agua .

No sólo la ropa sigue criterios de sostenibilidad: el 90% de sus tiendas son eco-eficientes, los servidores y las oficinas consumen energía de fuentes renovables que respetan el medio ambiente, proponen darle una segunda vida a las prendas que ya no se usan y los envases de las entregas online son de materiales reciclados.

¿Pero se trata esta colección de una forma de enfocar la moda, preocupándose verdaderamente por el medio ambiente? ¿O solo se suman a la tendencia?

Sófia Ródenas y Meritxell Juanhuix, autoras del artículo

Sofía Ródenas y Meritxell Juanhuix, alumnas del grado en negocios y marketing internacionales en ESCI-UPF

«Son colecciones demasiado pequeñas para tener impacto social o ambiental»

Generalmente, la moda sostenible suele estar relacionada con el “slow fashion”, con lo que parece imposible que una empresa como Inditex, reina del “fast fashion”, moda barata hecha a coste mínimo para su consumo masivo, pueda estar implementando la moda sostenible en su estrategia. Son muchos los especialistas que defienden que este modelo de negocio es incompatible con la sostenibilidad.

Si vemos el número de colecciones que lanza Inditex por temporada (que son muchas) y las comparamos con la línea Join Life, no hay punto de comparación. Según Orsola de Castro, co-fundadora Fashion Revolution, “Se trata de colecciones demasiado pequeñas para tener algún impacto en la sociedad o en el medio ambiente, además de no ser rentables por su dimensión”

Pero la moda sostenible no solo habla de los materiales que utilizamos para generar nuestras prendas, sino que abarca el proceso  de ciclo de vida de producción de las mismas y, si miramos la etiqueta de estas prendas “sostenibles”, vemos que están hechas en países donde la explotación laboral y la falta de garantías en los derechos básicos es preocupante. La moda sostenible, por definición, implica asegurar salarios justos y garantías laborales a los trabajadores.

¿Puede, entonces, una compañía beneficiarse de una producción y mano de obra a bajo coste, con una colección comparativamente minúscula, ser partícipe del movimiento de moda sostenible? Sí. Bienvenidos al Greenwashing.

También te puede interesar