Universidad

Mi experiencia profesional después de la universidad

“Un trabajo te gusta realmente cuando, a pesar de la rutina, te sigue motivando”

  • Víctor Moreno, 11 de Junio de 2019
  • 3 mins de lectura
Experiencia profesional
Víctor Moreno en una presentación de Smart City Expo / Foto: Víctor Moreno

El alumni de GNMI de la promoción 2014, Victor Moreno, comparte su experiencia laboral y las motivaciones que le han llevado a cambiar de trabajo, de sector, de país y, de paso, a conocerse más y disfrutar con lo que hace.

Una de mis principales motivaciones para estudiar en ESCI-UPF fue incorporar experiencias profesionales interculturales en mi día a día y que estas actividades aportaran valor a la empresa en la que trabajara y a la región donde vivía. Pero a parte de esta certeza, no sabía en qué área de la empresa ni en qué sector me podría desarrollar.

Debido a la alta competencia del mercado y a la crisis económica a la que se enfrentaba el país cuando empecé a estudiar, me motivé para conseguir la máxima experiencia profesional antes de acabar el Grado en Negocios y Marketing Internacionales.

Durante los años de estudio y los posteriores a acabar la carrera, he tenido experiencia en el sector logístico, capital riesgo, clúster tecnológico y actualmente en los eventos profesionales. Mundos completamente diferentes.

El primer contacto con el mundo profesional es siempre emocionante porque cualquier cosa que haces te parece una hazaña: enviar 10 containers al puerto de Kyoto, ¡me parecía lo más en ese momento!

A pesar de eso, te das cuenta que cuando un trabajo realmente te gusta es cuando entras en su rutina y aún te sigue motivando, algo que no me pasó en mi primer trabajo. Me sirvió para darme cuenta que era bueno en la organización y metódico con los timming, pero tenía la necesidad de sentir, ver, conocer e interactuar con el producto.

También tuve la oportunidad, durante la carrera, de realizar prácticas profesionales en Múnich, en una empresa alemana del sector capital riesgo, un concepto que hasta entonces yo no conocía. Realizar ratings de ideas de negocio, evaluar su viabilidad y diseñar los modelos y estrategias para que lleguen a buen puerto me parecía fascinante. Además, requería mucha versatilidad, pues cuando se trabaja por proyectos, estos pasan por diferentes fases a las que te tienes que adaptar.

Después de esta experiencia tan satisfactoria, volví a Barcelona para el último año de GNMI y, entre otras cosas, realizar el TFG que versó sobre uno de los proyectos que había visto en Alemania sobre el sector energético.

Una vez acabó la carrera y gracias al conocimiento que había adquirido en energía solar, mi perfil destacó para una asociación empresarial de clústeres del sector de la iluminación, domótica y Smart Cities y, especialmente, en el de energía solar.

Una gran experiencia laboral donde pude aprender el ecosistema clúster y las sinergias que se pueden crear entre diversos sectores. Algo enriquecedor y que me curtió mucho fue ponerme frente a directores de las empresas asociadas y conocer sus estrategias en internacionalización y trabajar con proyectos financiados por la UE sobre transferencia de know-how en países como Líbano, Palestina y Jordania.

Dos años después de acabar los estudios me veía muy diferente a como era cuando empecé, había aprendido mucho, también de mí mismo, sin embargo seguía sin estar cerca del producto.

Quería cambiar de trabajo, pero especialmente de sector y adentrarme en el mundo del gran consumo, también me apetecía vivir fuera de España. Sentía que me había acomodado y que estaba perdiendo esa motivación de vivir en el extranjero que siempre había tenido. Fue un momento de dudas e inseguridades. ¿Qué podía aportar, viniendo del sector industrial, a una empresa que se dirige al consumidor final? ¿Por qué una empresa extranjera contrataría a alguien junior sin experiencia en el sector de gran consumo? Necesitaba encontrar mi sitio.

Entonces encontré mi actual trabajo como Project Manager en el área internacional de la Fira de Barcelona. Allí he estado los últimos 3 años con la función de desarrollar y expandir la marca Smart City Expo en diferentes países del mundo, en especial en México y Latinoamérica. Mi producto eran las ciudades y estaba dirigido a una zona geográfica de gran interés y que además requiere de versatilidad y de habilidades que había estado desarrollando hasta ese momento.

El área internacional de Fira Barcelona es un área pequeña dentro de la institución, pero con una proyección de crecimiento brutal y que me satisface tanto personal como profesionalmente. El hecho de trabajar en un departamento de este formato me ha dado la oportunidad de aprender y de tener un desarrollo rápido, siendo capaz de desempeñar funciones muy variadas: desde coordinar y dirigir equipos multidisciplinares en el extranjero, definir procesos de operaciones, asesorar en estrategias comerciales y marketing en cada evento, gestionar el estrés que conlleva la organización de grandes eventos en contextos completamente diferentes como puede ser Marruecos, México, Brasil, Argentina y Turquía, dar ruedas de prensa a medios nacionales y extranjeros o conocer a figuras políticas y diplomáticas internacionales.

Con el objetivo de expandir el portafolio de eventos en México, después de estos 3 años, Fira de Barcelona me ha ofrecido desplazarme de manera indefinida a la filial de Puebla como Director de Desarrollo de Negocio. En los próximos meses me reuniré con los directores de salones de Barcelona para tratar su potencial expansión a México, trasladar el know-how de Barcelona al país adaptándolo a la situación económica, social, política y cultural, así como gestionar los recursos de la filial y el diseño de procesos operativos, logísticos, marketing y ventas, legales y administrativos para optimizar la ejecución estos eventos.

Después de lo que he vivido hasta ahora, he aprendido que es complicado hacer grandes cambios o saltos de sector, sin embargo es posible. Puedes conocer sectores o funciones que no te habías planteado y que incluso te pueden llegar a gustar más. De la misma manera, considero que, para realizar estos cambios, no solamente se deben tener en cuenta las funciones a desarrollar en las nuevas posiciones, sino pensar en la proyección de crecimiento que te ofrece a medio plazo.

También te puede interesar