LCA4Climate

#BeatAirPollution

La contaminación del aire, un riesgo para la salud

Naciones Unidas impulsa la reducción de la contaminación del aire y las enfermedades relacionadas

  • Llúcia Ribot, 31 de Mayo de 2019
  • 3 mins de lectura
contaminación aire salud
Foto: Pixabay

La contaminación del aire causa 7 millones de muertes prematuras en todo el mundo cada año, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por lo tanto, actuar sobre la contaminación del aire es fundamental para conseguir un futuro saludable para todos.

Según la OMS, los efectos en la salud de la contaminación del aire debido a las partículas son bien conocidos, y van desde el aumento de los ingresos hospitalarios y las visitas a la sala de emergencias, hasta un mayor riesgo de muerte prematura, principalmente por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (43%), cáncer de pulmón (29%), enfermedades cardíacas (25%), accidentes cerebrovasculares (24%) e infecciones respiratorias agudas (17%) en niños. En este contexto, se están realizando esfuerzos mundiales para reducir los picos de contaminación del aire y la exposición a largo plazo a niveles nocivos. “Sin embargo, los episodios de contaminación del aire y los altos niveles sostenidos todavía ocurren en varias partes del mundo”, apunta el organismo de la ONU.

“Se espera que la carga de la enfermedad debida a la contaminación del aire aumente considerablemente”, señala la OMS.

La organización destaca que tanto en niños como en adultos, la exposición a corto y largo plazo a la contaminación del aire puede reducir la función pulmonar, provocando infecciones respiratorias y asma agravada. Además, centran la atención en los resultados adversos del parto asociados con la exposición materna a la contaminación del aire, como el bajo peso al nacer, el parto prematuro y recién nacidos pequeños para la edad gestacional. Y continúan enfatizando que la evidencia emergente también sugiere que la contaminación del aire puede afectar a la diabetes y el desarrollo neurológico en los niños. “Teniendo en cuenta que el número exacto de muertes y muchas de las condiciones mencionadas no se cuantifica actualmente en las estimaciones, con cada vez más pruebas, se espera que la carga de la enfermedad debida a la contaminación del aire aumente considerablemente”, señala la OMS.

Un problema global

Por sorprendente que parezca, alrededor del 91% de la población mundial vive en lugares donde los niveles de calidad del aire exceden los límites de la OMS. “Si bien la contaminación del aire afecta tanto a los países desarrollados como a los países en vías de desarrollo, los países de ingresos bajos y medianos experimentan la mayor carga, con el mayor número de víctimas en las regiones del Pacífico Occidental y en Asia sudoriental”, según afirma la organización.

“La exposición a contaminantes ambientales provoca un mínimo de 21.000 muertes al año en España”, según ISGlobal.

En España, como se informó en un estudio sobre la carga global de la enfermedad (GBD, por sus siglas en inglés) publicado en Lancet en 2017, “la exposición a contaminantes ambientales provoca un mínimo de 21.000 muertes al año, de las cuales al menos 15.000 son atribuibles a la contaminación atmosférica”. El Instituto de Salud Global de Barcelona, ISGlobal, participó en este estudio que estima que los factores ambientales son responsables de un 5% de la carga de enfermedad de la población de España, mientras que en el caso de la Unión Europea la carga ambiental es del 6% y la media mundial asciende al 13%.

Soluciones efectivas

La OMS propone soluciones eficaces que pueden conducir a una reducción de las fuentes clave de contaminación del aire, como políticas e inversiones que apoyan un transporte más limpio, viviendas energéticamente eficientes, generación de energía, industria y una mejor gestión de los residuos municipales. Ligado a ello, para mejorar la reducción de la contaminación del aire, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) piden una reducción sustancial de las muertes y enfermedades por la contaminación del aire (ODS 3); así como garantizar el acceso a energía limpia en los hogares (ODS 7), y brindar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para reducir el impacto ambiental de las ciudades al mejorar la calidad del aire (ODS 11).

La contaminación del aire también es el tema de las celebraciones del Día Mundial del Medio Ambiente 2019 que se celebrará el 5 de junio y que insta a los gobiernos, la industria, las comunidades y las personas a mejorar la calidad del aire en ciudades y regiones de todo el mundo mediante la implementación de soluciones en una amplia gama de sectores.

També et pot interessar