Investigación LCA4Climate

¿Cuánta comida desperdiciamos?

Cada ciudadano español tira alrededor de 88 kg de alimentos al año, con un coste de 180 euros

  • Llúcia Ribot, 23 de Noviembre de 2018
  • 2 mins de lectura
Alimentos frescos en el cubo de basura para ilustrar los residuos.
Alimentos frescos en el cubo de basura para ilustrar los residuos. Foto: Flicker user "usdagov"

Una investigación muestra la importancia de reducir las pérdidas de alimentos, ya que casi el 20% de la producción nacional se pierde a lo largo de su cadena de suministro. Este trabajo está en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible que exigen reducir a la mitad el desperdicio de alimentos a nivel de retail y consumidores.

La reducción de las pérdidas de alimentos ha sido identificada como un medio esencial para aumentar la seguridad alimentaria, al tiempo que reduce la presión sobre los recursos naturales, según los investigadores. Por lo tanto, cuantificar y calificar la pérdida de alimentos a lo largo de la cadena de suministro, en términos tanto nutricionales como económicos, es de suma importancia.

Científicos de la Universidad de Cantabria, la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF y la Pontificia Universidad Católica del Perú han estimado el desperdicio de alimentos en España, mostrando que un tercio de estas pérdidas se generan a nivel de hogares, siendo un 30% de las mismas frutas y verduras. «Se calcula que cada ciudadano español tira alrededor 88 kg de alimentos al año en casa, con un coste de unos 180 euros. Teniendo en cuenta que un 76% podría evitarse, los esfuerzos y campañas de concienciación deberían dirigirse a los consumidores», destacan los investigadores.

Un tercio de estas pérdidas se generan a nivel de hogares, siendo un 30% de las mismas frutas y verduras

Publicado en la revista especializada Food Policy, el estudio propone un índice de la Huella de Pérdidas Alimentarias Nutricionales (NFLF, por sus siglas en inglés) para evaluar la cantidad y el valor nutricional y económico de las pérdidas de alimentos en las distintas etapas de la cadena de suministro. «La cantidad de pérdidas de alimentos evitables está relacionada con la presión sobre los recursos naturales; la variable nutricional está relacionada con la seguridad alimentaria, en términos de disponibilidad y accesibilidad; y, finalmente, en términos de valor económico, reducir las pérdidas de alimentos podría implicar un ahorro de costes, especialmente para los consumidores», según los autores.

El índice NFLF también define estrategias de recuperación de alimentos para productos alimenticios menos eficientes, proporcionando información a los productores. Los resultados sobre la posible reducción de las pérdidas muestran que «alrededor de un tercio de las pérdidas de alimentos generadas desde la producción agrícola hasta el procesamiento podrían prevenirse, lo que equivale a ahorrar 160 euros por persona al año», según los investigadores.

En un futuro próximo, «continuaremos investigando para alinear las medidas en las diferentes etapas de la cadena de suministro para respaldar las políticas de producción y consumo sostenibles. Además, queremos explorar los destinos finales del desperdicio de alimentos», enfatizan los científicos. «La metodología aquí definida se puede aplicar a otras regiones aparte de España», añaden.

 

 

 

 

También te puede interesar